1/4/10

Arte

Tengo una amiga imaginaria que generalmente me acompaña en mis excursiones.

A veces no, sobre todo cuando salgo temprano.

La última vez que salí decidió acompañarme. Fui a un lugar que se encuentra en la Bahía de La Paz, se llama "San Juan de la Costa".
Para fotografía lo bonito no es el poblado, sino el camino, sobre todo cuando se hace paralelo al mar, y uno lleva cerros a la izquierda y el mar a la derecha. O al revés.

Cabe decir que también me acompañó una amiga real, una "amiga-bióloga-que-me-acompaña-a-veces", pero lo cierto es que mi amiga imaginaria nada más me andaba distrayendo (y también la real).

Sin embargo he de reconocer que mi amiga imaginaria me ayudó a percibir cosas que, de no estar ella, me hubieran pasado por alto. También mi "amiga-bióloga-que-me-acompaña-a-veces" hizo lo propio, pero eso lo mostraré en otra ocasión.

Total. Como yo soy muy organizado dividiré en dos la serie de fotografías. De acuerdo a mi amiga, la primera es de principiantes. Es decir, artistas anónimos que aún se cohiben al momento de firmar su obra.

Ella me dijo: "Es una Intervención".


Ya después, me indicó: "Esas son claramente de la escuela "minimalista".



Ya luego vino y dijo: "Eso de por acá, es "puntillismo" en sus primeras etapas".


Y mira, me dice, aquí hay una "naturaleza viva", y allá una "muerta".



Luego me dijo: "Mira, ven, una escultura".


Y que le digo: "Esa ya la conocía, es la del IMSS, pero al revés". Y que se enoja. Me dejó de hablar por un ratote.

Eso fue bueno en parte, ya que me permitió prestarle atención a mi "amiga-bióloga-que-me-acompaña-a-veces".

Ya luego me volvió a hablar, y me dijo: "Ahora te voy a enseñar las obras de autor".

Y me mostró un Arcimboldo.


Luego un Picasso fase "cubista".


Y, al final, un Pollock.

A mí, con excepción del Pollock, me parecieron burdas falsificaciones.
No se lo dije porque es de temperamento volátil.

Mi amiga imaginaria está bien luria.
Pero de todos modos seguiré cuidándola y sacándola a pasear.

Se me olvidaba. La marea estaba baja. El día estaba nublado y, a ratos, lloviznaba.
El mar se sentía así.



RRS

4 comentarios:

MISS TUTSI POP dijo...

wow! tienes cositas muy bellas para ver y tener!!! muy bonito tu blog! y justo estos días debo dibujar cosas sobre el desiertooo!!!!!! :)

Xerófilo dijo...

Hola Silvana.

Que gusto recibirte.

Como ya te dije, ejecutas-realizas ilustraciones muy bellas.

Espero que mis fotografías te sean suficientemente divertidas como para inspirarte. Sería un elogio.

Pero, déjame decirte. acá, para nada, es un desierto.

Árido si es, desierto casi nunca.

Eso es bonito ¿verdad?

Saludos y bienvenida.

RRS

*Marianita* dijo...

esto fue imaginación en marea alta!!!

Xerófilo dijo...

Hola Mariana:
Sí, y lo peor es que yo estaba bueni-sano.

En fin. La verdad es que el que me gustó fue el Picasso.
Si la piedra gris no hubiera estado tan grande, y el carro tan lejos, la verdad es que me la hubiera traído a mi casa.

Aunque siempre podré decir que ya estaba subiendo la marea.

Saludos
RRS