3/4/10

Imitaciones-I

Hace relativamente poco, Mariana publicó sobre las "Inspiraciones" que el ser humano puede haber obtenido de la naturaleza, y lo ilustró debidamente.

El caso es que lo que yo presento aquí es una burda imitación de lo que ella hizo, y como eso no me apena mayormente, pues pasa a ser el primer capítulo de la serie de plagios que estoy dispuesto a hacer.

En éste caso, sigo en el lugar del que escribí anteriormente, San Juan de la Costa, acompañado de mi "amiga-bióloga".

Y así, primero me encontré el "metlapil" (mano del metate).


Como soy un hombre con suerte, luego me encontré el metate.


En ese momento hube de mostrarle a mi "amiga-bióloga" la esencia de la idea:



Fue entonces que empezó a colaborar, de esa forma obtuvo la tortilla:


Y luego la "gordita":


No sé a ustedes, pero a mi todo esto se me hace la onda.

Pero ni modo, algo adicional había que haber. Y es que resulta que por acá nunca hubo agricultura, es decir, tampoco maíz.

Es claro que algunos utensilios de molienda fueron usados para macerar los pigmentos que utilizaron en las pinturas rupestres y, quizás, para tatuarse con fines rituales.

Lo que no me es tan claro es qué eran lo que molían o maceraban en utensilios que si son metates.
Lo obvio es que eran otras semillas, pero todavía no sé cuáles. Voy a averiguar.

Por lo pronto, les vuelvo a presumir los metates que me encontré.



RRS

10 comentarios:

Carmen dijo...

Me encantó, me supergustaro esas hermosas piedras, acá en mi casa está llena de piedras que me paso recolectando por todos lados, pero no tengo así de bonitas y de lindas como esas.
Un saludo

Amiguiz dijo...

Xerófilo, otra vez vengo a preguntarte si estás bien, pero esta vez por el temblor.

Xerófilo dijo...

Hola a ambas.

Voy al revés, Amiguiz, no te apures, el temblor no tuvo ninguna repercusión en Baja California Sur, el problema está en la parte norte de la península.

Carmen, la verdad no me sorprende que te hayan gustado. Y es que pensé mucho en ti cuando quedaron "armadas", más por ese gusto que tienes a nuestra comida tradicional.

La verdad a mí lo que más me impresionó fueron esas roquitas de arenisca que, efectivamente, parecen tortillas. Se me hizo increíble que su tamaño coincidiera con el de las rocas que ya me había encontrado.

La verdad es que hay mucho de suerte en hallarse esas cosas, pero he de decirte que hay formas de ayudar a esa señora veleidosa. En éste caso lo principal es ir a playas en que se presenta oleaje de cierta magnitud, pero en marea baja.

De esa forma quedan a la vista un montonal de piedras pulidas por sepa la bola cuantos años (y además de rete hartos colores).

Bueno, lo otro es buscarlas; pero eso no es problema, a mí lo que son las conchas y las piedras me "jalan" la vista con mucha facilidad.

Saludos a ambas. Gracias por venir.

RRS

Lola dijo...

Hola, Xerófilo!

Acá ando de vuelta visitando tu blog. me encantó esta entreda, me encantaron esos metates, un día de estos me voy a conseguir uno con esas texturas.

Un abrazo desde el puerto.

Xerófilo dijo...

Hola Lola:
Tu visita me alegra enormemente.
Yo también sigo yendo a tu espacio. Ya luego comento allá.
Me da mucha alegría que te pongas de objetivo conseguir metates naturales de cualquier lugar que visites ¿te imaginas armar una exposición?

Pero ¿sabes qué?
A mí lo que me sorprende es que la gente se extrañe de verme tan feliz cuando los encuentro o cuando se los presento.

En ese sentido creo que siempre coincidiremos.

Basta con tener los sentidos abiertos.

Gracias por venir y comentar.

Saludos

RRS

*Marianita* dijo...

holaa Xerófilo
bueno no me parece que sea realmente un plagio, tal vez fue también una inspiración como tenía el título en mi muestra y por cierto, una inspiración que te salió muy buena.
me han encantado las piedras, cantos rodantes como los de ríos. también me matan las conchas y las piedritas, últimamente suelo buscar piedras planas y ligeramente ovaladas para tocar el berimbau, jaja.
en la tercera foto parece que el metlapil está volando... se ve ovniezca.
saludoos terrícolas.

Xerófilo dijo...

Hola Mariana!!!
Qué gusto que vengas de visita.
La verdad es que conforme me encontré las piedras pensé mucho en Carmen (tu mamá) por eso de la comida tradicional, pero también en ti, por lo de las analogías entre lo que se observa en la naturaleza y nuestros utensilios u obras.
Y sí. Esas rocas están bien bonitas. Pero fíjate que yo antes no era muy de recolectar conchas o rocas, eso se me desarrolló una vez que estuve acá. Con anterioridad me llamaban más los insectos y las flores, pero como acá casi no hay, pues le cambié.
Busque lo que es el "berimbau" y no entiendo para qué necesitas las piedras. ¿Es el instrumento de la Capoeira? ¿Andas en eso?
Fíjate que llegué a pensar en eliminar la 3ª foto porque la veía como que rara. Creo que es justamente por lo que tú notaste.
Tienes razón, parece que levita.
Saludos y gracias por comentar.
RRS

*Marianita* dijo...

hola hola, sólo para responder tu pregunta. el berimbau sí es el instrumento de capoeira, es como un arpa (muuuy rústica) de una sola cuerda, y para darle los 3 tonos que tiene, se presiona el alambre (lo que sería la cuerda)con una piedra plana y al mismo tiempo, con la otra mano se le pega con un palito de madera (una baqueta).
es un poco complicado de explicar, pero seguro encuentras muchos videos de cómo se toca y cómo se oye, en esa pág conocidisima jaja.
saludoos

Xerófilo dijo...

Hola.
Gracias por contestarme.
Había buscado lo que era, pero en la descripción no aparece ninguna piedra.
Pero ya le entendí, de hecho conozco el instrumento, ya que mi hija practicó durante un tiempo la capoeira y llego a tener uno.
Pero no me contestaste lo otro ¿practicas capoeira o nomás les das ritmo?
Saludos
RRS

Xerófilo dijo...

Perdón, se me olvidó.
No recuerdo que mi hija tuviera una piedra para lograr el efecto que me dices, pero supongo que puse más atención en la estructura del "arco" que en lo demás.
RRS