29/12/10

Ciruelo Cimarrón-II


A raíz de la entrada anterior, me acordé de que tengo bastantes fotografías de ciruelo de monte, o cimarrón, como prefieran.

Aquí ya había hablado de ese árbol diciendo que, curiosamente, es más pariente de los mangos que de los ciruelos. También mencioné que se hacía dulce regional y se encurtían en vinagre.

En el tiempo transcurrido aprendí algunas cosas más sobre esta planta. Lo primero fue a través de una noticia de periódico que dice que la cáscara del fruto y la corteza se utilizan para el dolor de muelas, desinfectar encías o dientes flojos, así como para curar heridas y erupciones en la piel, contra el 'mal de orín', el dolor del riñón y malestar de la próstata, entre otros. Esos estudios los están haciendo en la universidad estatal de BCS.

Por otro lado, también aprendí que la corteza del árbol fue uno de los componentes de un producto que se denominó “cascalote”, que se utiliza para curtir pieles y que incluso fue un bien de exportación. Ya después hablaré un poco más de eso, de momento les dejo la referencia hasta abajo, no sin antes decirles que es un libro bastante recomendable.

Y ahora las fotos. Son de diferentes grados de maduración del fruto. Espero les gusten.








RRS

Cariño-Olvera, M. M., 2000. Historia de las relaciones hombre naturaleza en Baja California Sur 1500-1940. UABCS-SEP, México. 229 pp.


4 comentarios:

*Marianita* dijo...

Tengo una amiga manglaroloca de Xalapa, que ahora vive en La Paz (estudia en el CIB-Nor). Creo que ya te he platicado de ella y posiblemente ya te dije esto. Ella estuvo unos meses en La Paz y se negaba a comer esos dulces de ciruela, que porque le habían dicho que quien los prueba, ya no se va. Así que muy orgullosa ella, siempre decía que no y al poco tiempo regresó a Xalapa. El destino (y su tesis) la obligaron a retornar a La Paz. Un día la invitan a comer a una casa, y le dan un postre muy rico, según. Preguntó qué eran. Chan chan chan chan.... ¡¡eran ciruelas cimarrón!! Acto seguido, se enojó mucho. Jajaja.
Estas vacaciones de diciembre la vi en su visita a Xalapa, dice que ya no quiere regresar, que quiere pasar otros años en La Paz.
¿Será que esas ciruelas cumplieron el mito? jejeje. La de la penúltima foto se ve apetitosa.
¿Y si estando fuera de BCS las pruebo, me harán ir hacia allá? jajajaa, si es así, ve mandando unas por paquetería!
¡saludos!

Xerófilo dijo...

Hola Mariana:

Me habías platicado de tu amiga, pero no sabía que el dulce de ciruela tuviera esas capacidades.

Para colmo, yo ya no sé de qué ciruela se trate. Y es que hace poco le pregunté a la señora que me vende esas conservas, y me dijo que no era esta ciruela, sino otra que le traían de San José del Cabo. Así que ya ni sé, y eso me da coraje.

Lo de quedarse por acá, yo creo que es más otra cosa. Una vez que aceptas que durante unos cuatro meses vivirás con un calor espantoso, la verdad es que es un lugar muy agradable para vivir.

Bueno, en el aspecto cultural es un lugar al que le falta mucho (nada mas hay un par de librerías y un centro comercial con salas de cine), pero si te haces a la idea de cultivarte por otros medios, acaba siendo muy grato.

Yo ahorita tengo en mi refrigerador un par de frascos con dos variantes de dulce de ciruela.

Tu nomás dime adonde te los mando, y podremos verificar la validez del mito.

Saludos muchos.

RRS

PD. El sabor de esta fruta en fresco es muy "agarroso". Muy maduros (como el que te gustó) son aceptables, pero no es una fruta de la que te comieras un platito en "fresco".

Quizás de ahí que la procesen. Se me hace que tiene rete hartas sustancias de "protección" contra los herbívoros ¿viste las vellosidades del fruto?

Carmen dijo...

Jejejejeeje. Yo aquí leyendo estas entradas, tengo que regresar y ponerme al día, por lo pronto les comento, te comento más bien, porque Mariana ni se enterará, que tengo ciruelas pequeñitas pequeñitas que venden acá y con ellas se hace una salsa picante deliciosa.
QUe envidia me das con esas cosas que dices sobre el lugar donde vives.
Te envio un abrazo y luego retacho
buenas noches

p.d. palabra verificadora: olote, jajajaja

Xerófilo dijo...

Querida Carmen.

Que gusto enorme que vengas a platicar.

Pues no es para dar envidia, pero la verdad es que es bonito vivir acá.

Pero no te creas, yo tardé bastantes años es aprender a sacarle provecho.

Saludos. Recibe un abrazo cariñoso de mi parte.

RRS