16/8/08

Zalates, Amates, Matapalos y ... Murales


Todos los nombres mentados al principio pertenecen, para nosotros los biólogos, a árboles de un género al que se denomina Ficus.

Una de sus especies es el higo común. Sabrosos frescos o en dulce, pero son una especie introducida en nuestro continente.

Originaria de Asia. Es una de las muchas introducidas por los españoles que logró prosperar acá, en algunas partes del continente americano.

Sin embargo hay varias especies nativas de México. Sus nombres comunes, entre otros, son los que dan título al capítulo. Acá, en BCS, se les conoce como Zalates (hay dos especies).

Entre las fotografías que he presentado hasta ahora de BCS han predominado las cactáceas (cardones, pitayas y biznagas) y flores, sean de cactos, agaves o arbustos diversos.

Indudablemente eso da una idea general de buena parte del paisaje de Sudcalifornia. Pero no deja de ser incompleto. Lo cierto es que acá también hay árboles, y muchos son de tamaño decente (más de diez metros).

Creo que mi favorito es el "Zalate". Parecido al "Amate" y al "Matapalos", que quizás sean nombres que puedan reconocer ustedes, por ser especies que se presentan en hábitats que les son más afines, más de la parte central y tropical de México.

Su fruto es un higo pequeño. Imagínense las manos de un adulto normal. El más grande sería del tamaño de la uña de su dedo índice, los pequeños como la del meñique, e incluso menores.

Me gusta la forma en que lo describen en el libro que cite aquí: "... son comidos (los higos) por pájaros y niños sin razón aparente."

Yo agregaría que también por biólogos. Son sabrosos pero sin la dulzura y "tamaño de recompensa" del higo común. Quizás una conclusión adicional es que los biólogos somos niños. Chido.

Total, podríamos decir que su fruto se lo comen los pájaros, también los murciélagos, los niños y los biólogos. Al final, obvio, lo hacen popó-caca. Si nos restringimos al ámbito silvestre podemos decir que la poco-caca defecada por los silvestres pus cae en algún lugar en forma de bombardeo.

Bueno, el caso es que, en estas regiones, generalmente, la popó-caca de pájaros y murciélagos que contiene esas semillas llega a germinar cuando cae en rocas. Cosa de nicho y competencia. Biología-Ecología y Evolución en una de sus millones de expresiones. Vean si no.

Ya de aquí los canijos se las dan a crecer y crecer. Yo soy buenísimo en matemáticas, pero soy flojo para eso de la trigonometría aplicada. Ya, en otras palabras, sepa la bola cuanto hayan medido los que les presento, pero déjenme, mejor pongo la primera foto.

La foto anterior se me hace la mejor referencia que tengo de su tamaño. La terracería del costado es de dos carriles. En doble sentido caben holgadamente dos camionetas. Así que calculen ustedes la altura.

Aquí vemos a otro. Está a unos metros de la carretera transpeninsular. Al sur de La Paz, por el camino "largo" a "Los Cabos".

El libro que ya cite dice: "Afortunadamente la madera no es utilizada para ninguna cosa, y los locales lo aprecian por su belleza y sombra, de tal forma que es raro que sea destruido". Agrega también: "El té de hojas y ramas es usado para tratar mordeduras de víbora de cascabel en mulas y ganado" (las negritas son obvias, para resaltar que NO aplica para humanos, supongo que a menos que ellos [los humanos] sean muy mulas); dice también que puede ser usado para "cortadas e infecciones", aquí sí, me imagino por la redacción, estamos incluidos.

Y ahora si ya no voy a hablar, sino hasta el final, porque me gustaría que, después, fuesen a visitar otros dos sitios. Empecemos viéndolas.





Ahora repetiré algunos en otros ángulos.





Creo que aprecian que es un capítulo que, en cierto sentido, tenía "armado" de antemano.

Sin embargo le faltaba su razón de ser, su raíz. Y empecé a encontrarla aquí, en un capítulo bellísimo sobre Bansky, al que conocí merced a la creadora de ese espacio.

De la discusión que se originó, volví a releer un capítulo del espacio de Eileen.

No es afán de volver a iniciar una discusión de por sí polémica y que a mí me fue grata. Háganlo aquí si lo desean, o en el lugar de origen, que sería lo correcto.

Para fines de este espacio y capítulo, yo lo que quiero retomar es la segunda ilustración del capítulo de Eileen que cité arriba.

Estoy seguro de que es un Amate-Matapalos-Zalate. Una muestra de cómo los latinoamericanos conservan tantas cosas de sus orígenes. Ojo, ese ilustrador pudo ser casi cualquier latino. A la Virgen de Guadalupe se le venera no sólo en México. Y el Amate es, también, propio de buena parte del continente.

Aquí abajo ustedes tienen un acercamiento de la primera foto. Hay un altar. En éste caso es a "San Judas Tadeo", no a la Virgen de Guadalupe. Pienso que eso no es trascendente. Pero son lugar de culto. Quizás sea un motivo adicional por el cual son respetados. Yo conozco otro en el que el altar si es dedicado a la Virgen de Guadalupe.

Y sí, lo reconozco, fotografiar "Zalates" es uno de mis vicios y veneraciones fotográficas. Suelo encontrarlos en las paredes rocosas de los cauces de los arroyos. Eso suele darles una "altura" adicional. Junten su corteza blanca-brillante, que los hace resplandecer en la luz blanca y dura de acá, y ya sabrán. Uno voltea a verlos nomás por el deslumbrón.

Tan tan

RRS

6 comentarios:

tazy dijo...

ay unas fotos que hasta parece qeu se las tomas a bonsais... (sí está bien escrito) japonés.

Algo que me llama la atención de los ficus es que hay muchos cuates que los odian, porque "no hacen nada", cierto???

Xerófilo dijo...

Hola:

Tienes razón, algunos parecen bonsái. No me había fijado.

Hay otro árbol acá que algún día presentaré. Les llaman "Torote". Son varias especies.

Esos son más chaparros y las ramificaciones son muy tortuosas. Son a los que he asociado con los bonsái, supongo que por ser relativamente chicos.

Pero definitivamente sí. Estos también se asemejan.

Saludos

RRS

bandala dijo...

Qué árboles tan impresionantes! En particular, me gustó la última foto; debe ser un altar muy bonito... o un árbol muy sacro, según se vea. Además es muy impresionante el paisaje en el que están enmarcados.
Por cierto, por acá tenemos una Virgen del Árbol, así como tenemos también una Virgen del Metro.
Si un día viene de visita a Chilangolandia, me ofrezco de guía para darle el tour Místico-Mágico-Musical de estas tierras.
Saludos!

Xerófilo dijo...

Hola Bandala:

No sé qué decir. Es una invitación doblemente bella. Primero por hacerla, segundo por inesperada.

Espero se de la circunstancia de poder aceptarla.

Me dejas con una curiosidad. Yo soy chilango pero me vine acá hace mucho. Si no me equivoco, a finales de los setenta apareció una Virgen de Guadalupe en una de las salidas-entradas del metro Hidalgo, la que da directo a la Alameda.

Yo usaba de a diario esa estación, aunque no esa salida-entrada (vivía en la calle de Guerrero, antes de que la hicieran eje vial). Total; un día sí utilicé esa salida. Ya tenía altar, veladoras y gente rezando. Me impresionó.

Sin embargo creo que no es esa la "Virgen del Metro" a que te refieres, ya que tengo idea (soy muy distraído) de que en años recientes ya no he visto ese altar.

Dame señas, pues. Tanto de la del árbol como de la del metro.

Por otro lado, sí. Son árboles que pueden recibir muchos calificativos agradables. Uno de ellos es el que tú usas. Impresionantes.

Gracias por venir.

RRS

*Marianita* dijo...

a ver, a ver... biólogooooo!!! Le hicieron una pregunta una no tan preguntona y no se la contestó.
Yo esperaba en algún momento encontrar algún comentario sobre los nombres comunes de estos Ficus.
Verás Tazy, yo los conozco por matapalos porque eso hacen, MATAN A OTROS ÁRBOLES. Por eso hay gente que no los quiere. Como ya explicó Xerófilo, las aves u otros bichos se comen las semillas, van y se paran en otros árboles (que no son ficus) y cuando defecan caen las semillas muy juntito del tronco del árbol en el que se percharon. ¿Resultado? La semillita tierna comienza a germinar, a crecer y crecer hasta ser un monstruo inmenso como los que muestran estas fotos... No todos crecen sobre rocas, ¿ven cómo abrazan las raíces fuertemente a las rocas? Bueno, pues esto lo hacen también con los otros árboles. Con el paso del tiempo sus raíces, tronco y ramas envuelven al árbolito inocente y terminan por matarlo. MATA-PALO.
Yo he visto incluso a los matapalos envolviendo árboles de mangle. A mí me impresionó eso porque quiere decir que los ficus son retegandallitas en cualquier ambiente.
Xerófilo: las fotos son hermosas, esos cielos contrastando con el verde tan brillante!! Y el texto tmb es interesante. jejee.

Xerófilo dijo...

Hola Mariana:

Sinceramente no entendí la pregunta de Tazy. Así que mejor me hice guaje.

Espero que la tuya sea la respuesta a esa pregunta. Ojalá regresé y nos lo aclaré

Pero, ya aparte. Qué bueno que haces esa anotación sobre los "Matapalos". Yo también tuve oportunidad de ver, durante poco más de 20 años, el proceso en que un "Matapalos" se chentó a otro árbol.

Me parece que cabe aclarar que no todas las especies de Ficus tienen la capacidad de "colonizar" o crecer sobre otros árboles. De la misma forma, no de todas ellas se obtiene el papel de Amate.

De acuerdo a mi libro de consulta, ninguna de las especies de acá (F. palmeri y F. brandegei) invaden árboles; es decir, no son "Matapalos", son Zalates y ya. Pero es muy cierto lo que dices. La ilustración del libro es de un Zalate enorme que NO está sobre rocas

A mi me parece que el proceso ecológico implícito en el fenómeno "Matapalos" es fascinante. Es una derivación de la lucha por espacio y luz. Una chulada.

Sigue viniendo, Mariana, y complementa mis huecos con tus comentarios.

Saludos

RRS