26/5/08

Malecón


Se me ha quitado la costumbre de ir a la playa.

Me entró el vicio de visitar nuestra tierra adentro, aquí, en esta península flaca.

Pero a veces nomás no se puede. Estas fotografías son viejas, y chafas, tomadas con un teléfono.

Quizás un día me ponga a "corregirlas", como cualquier político. Pero no, yo soy biólogo, y en nuestro caso hablamos de "resaltar" los detalles. Además no ocupamos de engañar, y además, ni viene al caso.

La primera serie es de unos niños que fueron a tocar para su banda en el "Carnavalito", que es una semana después del carnaval tradicional. Yo andaba caminando en el Malecón de La Paz, y ellos andaban chacoteando, bien en su onda. Qué bonita es la infancia. Ya mejor me callo. Vean.

Supongo que van a su casa, obviamente uno va en plan bien pero bien aleccionador.


Pero con estilacho, si no vean que andar.

Evidentemente, también tratan cosas serias.

Como que la marcialidad no se les da mucho.

Aquí ya de plano andaban desaliñados, así como en plan de que el "Carnavalito" estaba muy atrás, y que ya no se ocupaba su elegancia.

Yo seguí caminando. Cuando regresé, ellos todavía estaban allí.

Sí, igualitos que el dinosaurio.

Departiendo con un público inexistente.

Chido de veras. Qué bonita es la infancia.

RRS

2 comentarios:

GABY dijo...

WOW que hermosas fotografías!

tu las tomas??

Xerófilo dijo...

Para empezar: Bienvenida.

Gracias, además, por elogiar las fotografías.

Y sí, las que he presentado hasta ahora las he tomado yo.
En ocasiones presentaré fotos de alguna de mis amistades, pero lo diré.
Dan ganas, pero es feo robarse créditos. Además si me descubren (el blog, no les he dicho que existe, y cometiendo robo de derechos de autor, pues va a ser peor).

Que bueno que te gustaron. Espero que regreses.
RRS