11/11/08

Pozas de Mareas-I


Las pozas de marea se forman como resultado del efecto de la luna en el nivel del mar.

La marea es alta cuando la luna está "cerca", y será bajamar cuando la luna está "lejos". Es la fuerza de gravedad de la luna la que genera ese desplazamiento de agua.

Pienso que, en cierto sentido, las pozas de marea son un subconjunto "raro" de lo que es un ecosistema.

Son "raros" porque mientras la marea está alta son, esencialmente, parte integral del ambiente que los rodea, ya que las cubre el agua.

Pero cuando la marea baja es cuando "aparecen", quedando aisladas del mar que las circunda.

Su profundidad, tipo de sustrato, tamaño y "altura" en relación a la marea más baja son algunos de los factores que determinan la complejidad y diversidad de los diminutos ecosistemas que llegan a contener.

Deben considerar que, en ocasiones, pueden pasar muchas horas para que la marea vuelva a subir. En ese caso las pozas de marea pueden tener variaciones importantes tanto en la temperatura como en la salinidad, es decir, los organismos que consiguen permanecer ahí son bien aguantadores, particularmente aquellos que se mantienen en las zonas altas del intervalo "entre mareas".

Hay organismos cuyo ciclo de vida está vinculado a ellas, otros las usan como refugio temporal o lugar de reproducción. Sus elementos más conspicuos son las algas, moluscos, crustáceos y peces. Pero también hay hartos gusanos y cosas por el estilo.

Y eso es lo que las hace maravillosas ya que, en realidad, en lo que es el mar, son lo más accesible para nosotros. No se necesita saber nadar para observarlas e, incluso, obtener alimento de ellas.

Las fotografías que presento son de la "Ensenada Blanca", que se encuentra al sur de Loreto, en el Golfo de California. Aquí les sugiero que vean la primera fotografía del capítulo que denominé "Troncos", ya que las ilustraciones que mostraré son justo enfrente de ese tronco, del otro lado de la Ensenada.

En esta primera foto nomás se muestra que ya voy caminando para allá. Al fondo está la "Sierra de La Giganta". El tronco aquél esta por allá, por las casitas del fondo.

La marea estaba baja, esas "terrazas" fueron formadas por la erosión. Es arriba de ellas donde se encuentran las pozas de mareas de las siguientes fotos.



Si hacen "grande" la siguiente fotografía, verán que hay restos de conchas en el borde del charco ese. Vean aquí y sabrán su origen.

Aquí se observa la contradicción eterna. Así como la erosión "crea" algunos de esos ambientes, de la misma forma se encarga de destruirlos.

Esta es la vista de un sector de la Ensenada. Las pozas de marea se encuentran en la base del cerro que está en primer plano.

En esta última fotografía se puede ubicar al protagonista de este capítulo. Y una sección de la 2ª fotografía de este.

Claro, se necesita estar de plano ocioso para ponerse a buscar.

Espero que las fotos les hayan gustado.

RRS

2 comentarios:

grenouille dijo...

Orales Xirofilo: qué interesante y que buenas fotos.

Estoy detalles de la naturaleza, nos hablan de su grandeza; sin embargo la mayor parte de los seres humanos no nos detenemos a observar ni mucho menos a maravillar.

Gracias por recordarme lo maravillosos que es nuestro planeta. Gracias por andar en mi blog.

Xerófilo dijo...

Hola:

Muchas gracias por venir. Eres bienvenida.

Qué bueno que te hayan gustado las fotos y que te motiven a observar la naturaleza.

Pero me demuestras lo bueno de la interacción. Me clavé tanto en la complejidad de las pozas que se me olvidó el planeta, así que también gracias.

Saludos

RRS