4/7/08

Animales Endémicos BCS-II


Es casi seguro que no faltará alguien que, en relación al capítulo que antecede, se pregunté cosas como:

- ¿Qué onda con los pajaritos de abajo de la "Complacencia Chafa"?
- ¿Por qué no se habla de ello? También están rete entretenidos, bien en su rollo.
- Y así sucesivamente.

Ubiquémonos. Estamos en la Ensenada Blanca, al sur de Loreto, en el Golfo de California. Aguas limpias y calmas, con la marea bajando. El paisaje general es el que ahora se ilustra.

La "Complacencia Chafa I" fue captada justo enfrente de esta toma, no en la isla, sino en la porción que está ligada a la península.

Arriba vemos la vista general del estacionamiento pa' pelícanos, que se vincula claramente con la primera fotografía de la serie "Chafa I". Nótese que, abajo a la izquierda, se encuentra la protagonista del capítulo: "La Gaviota Bombardera".

Sobre "La Gaviota Bombardera" se cuentan bien hartas historias. La más aceptada es que es, en realidad, la forma silvestre de un animal domesticado. 

Dicen los decires que "La Gaviota Bombardera" fue utilizada en los combates de las tribus nativas de por acá, principalmente en épocas de calor. 

Ustedes se preguntarán ¿por qué? 

Bien, es tanto el sopor acá, que los indígenas, nada tarugos, adiestraron a estas aves con el fin de que bajaran a tomar una piedra de su mano, y la dejaran caer sobre la chómpira del enemigo. Sabios ellos ¿pa' qué andar a las correteadas y flechazos a mugres 40º?

Dicen los decires que al final del día los contendientes se reunían y se contaban los chichones (los bultos que surgen con un golpe, no sean simples, no me refiero a los pechos, vean el DRAE, punta de ignorantes). En fin, el que tenía más bolas (chichones, no sean malpensados, de veras, punta de plebes) era el que perdía, y se llevaba todas las almejas.

 ¿Quihubo? Esa sí son guerritas chidas ¿no? (Sí, está bien escrito, el que perdía se llevaba las almejas). 

La lógica intrínseca de esto es que no era permisible extinguir al rival ni lastimarlo en exceso porque si no ¿con quién guerrear? ¿con quién echar pachanga, pues? 

Como ven, en esos bellos tiempos, acá, todo era cotorreo.

En fin, pasamos a ilustrar lo que ha ocurrido con estos organismos una vez que se volvieron silvestres como consecuencia de la desaparición de aquellos que los cuidaron y alimentaron.

Ahora, en lugar de rocas, atrapan almejas. Vuelan con ellas hacia lo alto, y las dejan caer.


Aprendieron solitas que eso es comida, así que bajan y se la zampan. Iren si no.

Variedad arenosa de "La Gaviota Bombardera".


Variedad rocosa de la misma especie. La segunda es en actitud gañán, totalmente silvestre, pues.

Cuídese de ellas, algunas, por puro hábito, siguen tratando de atinar a las chómpiras de los turistas.

¡Ojo! ¡Mucho Ojo! ¡Confíen en el gavilán más cercano! 

No acierto a entender si, los domesticados, tenían la capacidad de calcular la dureza de las chómpiras enemigas. Tampoco quedó registrado el cómo reconocían los amigos de los enemigos, aunque hay la teoría de que se rapaban y se teñían la chómpira de diferentes colores. Cortesías guerreras, supongo.

En fin, son incógnitas que, definitivamente, sólo podrán ser aclaradas en este su espacio. Así que no se distraigan. Habrá más registros de especies y variedades endémicas.

Nomás pa' que vean de que vuelo era la pedrada, presentamos esta última ilustración.

También se habla de "La Gaviota Mensajera", pero la neta eso sí está bien inverosímil 

¿A quién se le ocurre pues, que una gaviota, con todas sus adaptaciones, pudiese llevar un paquetito a un lugar vecino? 

Me cae que eso si me da harto coraje. Que quieran jugar con la credulidad de nosotros.

Tan tan

RRS

2 comentarios:

tangómana dijo...

Pa' su madre, no me hubiera gustado estar en esa competencia.
Y, definitivamente, yo hubiera ganado en chichones (no pienses mal) es que soy re mala para el juego de los 'quemados', que me imagino podría parecerse a este "jueguillo" de las aves.
Qué caray.
No me gustaría recibir una "almejiza" de ese calibre, jejeje...
O sea que estas salieron más cabronas que la típica idea de la paloma mensajera.
Sería algo así como: -¿Quieres tu mensaje?, ¡Pues, toma!...
La pedradota o el almejazo, ji ji ji.
Muy buen post, Xerófilo...
Y debo decir, como siempre, excelentes fotos.
Esos colores, ¡madre mía!. El único lugar que podría medio igualar esos tonos podría ser Costa Esmeralda o la zona de los Tuxtlas.
La primera foto, cuando la marea está re baja, se me antoja como las playas de aquí. Es muy chistoso ver que unos 40 metros mar adentro hay "dunas" como éstas...
Luego me gusta ir ahí y sentarme un rato, se ve chida la locura de ciudad desde ahí...
¡Saludos!

Xerófilo dijo...

Tú nomás cuídate. Esas como pedradas deben doler harto.

Po otro lado, me hiciste querer ir a la zona de los Tuxtlas.

Te amolaste. Nos debes esa foto. La de ir a sentarse a las dunas y fotografiar a nuestro Heroico Puerto de Veracruz.

Quiero verla.

RRS